Larsavision
Hermosillo

Soleado
15.4°C
Abril 20, 2017

La última conversación de Chyna antes de morir

Una llamada a su amigo, el director Erik Angra, diciéndole que se encontraba mejor, bromeando y afirmando que entraría a rehabilitación para tratar sus adicciones, fueron las últimas palabras que la ex luchadora de la WWE, Chyna.

El mensaje fue grabado por el teléfono de Angra el 18 de abril de 2016, tan solo dos días antes de que los restos de Chyna fueran descubiertos en la casa de la exluchadora en Redondo Beach, California.

A lo largo del mensaje de cuatro minutos de duración, Chyna pregunta por la salud de Angra y desea que se sienta mejor, para posteriormente empezar a hablar del clima y su próxima entrada a rehabilitación, en una retahíla en ocasiones incoherente de temas.

Joan Marie Laurer, nombre real de la ex luchadora, comenta sobre su decisión de entrar a un centro de control de adicciones en Malibú, lugar al que iría tras estar en Nueva Jersey. “Voy por dos semanas, beber jugo de pepino y todo eso. Nadar, caminar y despejarme. Puedo recibir terapia de inmediato y aclarar mi mente y hacer las películas que tengo programadas”.

Tras esto, la luchadora comienza a hablar del maravilloso clima que había ese día y lo invita a visitarla, e incluso le dice que “me va mucho mejor ahora. Finalmente tengo una cita con el doctor la próxima semana”.

Posteriormente, comienza a quejarse de sus problemas con los impuestos y hablar del documental sobre su vida y esperar que la película esté bien realizada y todo salga bien.

Al respecto, Angra comentó a Daily Mail que “eso (la rehabilitación) fue una cosa realmente desgarradora y recuerdo cuando recibí ese correo de voz. Estaba tan feliz de oírlo porque esas últimas dos semanas, estábamos muy preocupados por ella”.

Añadió que la había visto sacar a gente de su vida y que sentía que “estábamos tratando de ser una buena influencia sobre ella y, al mismo tiempo, ayudarla. Todavía siento que podría haber hecho más. Todavía siento culpa por eso. Realmente no sé qué más podría haber hecho”.

Dijo que Chyna parecía “que había tenido esa revelación y estaba muy emocionado por ella”.

La exestrella de la WWE padeció por mucho tiempo una fuerte adicción a las metanfetaminas, de la cual se recuperó. Sin embargo posteriormente desarrolló una adicción a los medicamentos y el alcohol, sustancias que fueron encontradas en su organismo al momento de realizar el análisis forense.